Logo Logo small

Logo Logo Small

  1. Youtbe
  2. Instagram
  3. Twitter
  4. Facebook
Cortesía y Agencia Mexsport

CON DOBLETE DE GUILLE FRANCO, RAYADOS VENCIÓ A DOMICILIO AL NECAXA EN 2004

11 de Agosto de 2022. 9:02 pm.

El Torneo Apertura 2004 entraba en su último tercio y Rayados se acercaba a zona de clasificación, pero tenía una deuda pendiente que le estaba impidiendo estar más arriba en la tabla general: ganar de visitante.

Después de 10 partidos, los Rayados sumaban 17 puntos, producto de 5 partidos ganados, 2 empatados y 3 perdidos.

En la tabla general, el Monterrey se ubicaba en el quinto lugar general. Sin embargo, en su grupo se encontraba en el tercer lugar detrás de Veracruz y Pachuca, escuadras que en la tabla general ocupaban los puestos primero y tercero respectivamente.

Para la fecha 11, el Monterrey le tocaba jugar nuevamente fuera de casa, esta vez contra el Necaxa el miércoles 20 octubre de 2004.

El partido no lucía nada sencillo, pues La Pandilla ligaba ya 16 partidos de liga seguidos sin ganar como visitante.

El último triunfo en patio ajeno del Monterrey tuvo lugar el 1 de noviembre de 2003, cuando con goles de Guille Franco y Álex Fernandes vencieron a las Chivas en el Jalisco.


El defensa Pablo Rotchen, pieza clave de aquel Monterrey.

Ante Necaxa, el técnico rayado Miguel Herrera envió el siguiente once inicial: Christian Martínez; Diego Ordaz, Pablo Rotchen y Pierre Ibarra; Argemiro Veiga, Luis Ernesto Pérez y Paulo Serafín; Hugo Meléndez, Jesús Arellano, Guillermo Franco y Oribe Peralta.

Desde el arranque del partido quedó de manifiesto que sería un partido abierto y lleno de goles: en los primeros 10 minutos ambos porteros tuvieron que emplearse a fondo en al menos un par de ocasiones.

En los siguientes minutos, Rayados fue el dominante y el portero Vázquez Mellado sacó un remate claro de Pierre Ibarra en el minuto 20.

Un minuto después, Guille Franco intentó armar una jugada por la izquierda. El balón fue rechazado un par de metros afuera del área donde Jesús “Cabrito” Arellano tomó la esférica y, de pierna zurda, sacó un disparo al marco.

El balón pegó en un defensor provocando que la estirada del arquero rojiblanco fuera infructuosa. Rayados se colocaba arriba con este gol de Arellano.


Jesús “Cabrito” Arellano abrió el marcador.

Con el marcador en su contra, el cuadro local intentó con más ahínco dañar la portería rival. El peligroso delantero Alfredo Moreno tocó la puerta en dos ocasiones antes del final del primer tiempo, pero Christian Martínez estuvo siempre atento para desviar.

Los primeros diez minutos del segundo tiempo fueron igual de emocionantes que los del primero. Ambas escuadras dejaron ir claras oportunidades de gol.

Fabiano Pereira, del Necaxa, voló su remate sobre la portería cuando se encontraba solo frente a Martínez, y Luis Pérez remató un centro de Arellano, pero su remate fue desviado de manera extraordinaria por el portero Vázquez Mellado.

Un minuto después, la emoción se trasladó a la otra portería, donde Christian Martínez le tapó con el pecho un remate a boca de jarro de Alfredo Moreno. Rayados y Necaxa estaban ofreciendo un partidazo para beneplácito de los espectadores.

Al ver que el Necaxa comenzaba a enviar más hombres de ataque, Miguel Herrera decidió sacar en el minuto 58 a Hugo Meléndez y enviar al campo a un defensor: Ismael Rodríguez.

El cambio poco pudo hacer para detener a la ofensiva necaxista. Tres minutos después, el árbitro Hugo León Guajardo señaló una mano de Pierre Ibarra dentro del área. Alfredo “El Chango” Moreno se encargó de convertir el penal y emparejar los cartones.

Parecía que la noche se le venía encima a Rayados: al 68’ Rodolfo Espinoza cobró una falta un par de metros afuera del área con un zurdazo venenoso con efecto hacia afuera que hizo imposible la estirada de Christian Martínez.

Golazo del Necaxa que le daba momentáneamente la ventaja al cuadro local. Todo indicaba que Rayados una vez regresaría a la Sultana del Norte alargando su racha sin ganar como visitante. Sin embargo, apareció la figura de Guillermo Franco.

En el minuto 78, Arellano condujo el balón desde medio campo y, ante la marca rival, filtró al corazón del área el balón a Franco. El Guille dejó correr de manera inteligente el balón para eludir a un defensor con una finta y ponerse de frente al portero. Con toque suave de derecha, el delantero Rayado venció a Vázquez Mellado y emparejó los cartones.


Guille Franco anotó el segundo gol para el Monterrey.

Cinco minutos después, el Necaxa merodeaba la portería rayada, enviaron un centro al área que fue rechazado de cabeza por Pierre Ibarra.

El balón cayó botando unos metros antes de la media cancha. Ahí apareció el Guille que, de primera intención y con una tijera impresionante, no solo despejó el balón, sino que envió un pase largo a la otra banda para Arellano.

Mientras “El Cabrito” conducía el balón por la banda derecha, Franco pegó una carrera a toda velocidad hasta el área rival. Arellano lo vio y envió su centro a su segundo poste.


Luis Ernesto Pérez, ídolo Rayado.

Franco controló con la pierna derecha para dejarse el balón a modo y rematar de zurda. A pesar de tener la marca encima de un defensor sacó un fogonazo espectacular al ángulo del primer poste imposible para el portero necaxista. ¡Golazo de Guillermo Franco!

Los Rayados se ponían adelante 2-3 pero aún quedaban seis minutos de grandes emociones.

En el 84’, Peralta dejó la cancha y en su lugar ingresó Ricardo “Pepito” Martínez con la intención de retener más el balón.

Necaxa se lanzó con todo por el empate y Rayados contragolpeó. En el 88’, Arellano tuvo el cuarto gol al pararse solo frente al portero, pero la falló y, un minuto después, en la otra portería, Christian Martínez sacó sus reflejos para volar y desviar un remate que llevaba clara etiqueta de gol.

A 9 minutos del final, el árbitro expulsó a Argemiro Veiga, de Rayados. Cuatro minutos más tarde, a Daniel Demetrio, del Necaxa; y, en tiempo de compensación a Jesús Arellano, del Monterrey.

Minutos después, el árbitro señaló el final del partido: Rayados rompía una racha negativa de 16 partidos sin ganar fuera de casa y lo hacía de manera espectacular en un partido lleno de emociones.

50. GUILLERMO FRANCO: SEGUNDO CAMPEÓN DE GOLEO Y UNO DE LOS GRANDES ÍDOLOS  - Sitio Oficial del Club de Futbol Monterrey
Guille Franco firmó el 3-0 definitivo.

Además, los 3 puntos lo encaminaban a la Liguilla. Por si fuera poco, con su doblete, Guillermo Franco llegó a once anotaciones para seguir liderando el departamento de goleo individual.

Como sabemos, al final de esa temporada, el Guille logró el campeonato de goleo con 15 anotaciones (y además lograría 6 más en la liguilla para cerrar la temporada con 21 tantos).

Por lo pronto, en aquel partido en Aguascalientes, Franco demostró una vez más porque ha sido uno de los grandes ídolos de la Afición Rayada.

Alberto Barrera-Enderle

  1. Banner 173
  2. Banner 5
  3. Banner 142