Logo Logo small

Logo Logo Small

  1. Youtbe
  2. Instagram
  3. Twitter
  4. Facebook
Cortesía

HACE 51 AÑOS, UN GOL DE ALFREDO JIMÉNEZ LE DIO A RAYADOS UN TIRUNFO SOBRE EL ATLANTE

11 de Junio de 2022. 10:01 pm.

Hace 51 años, el 12 de junio de 1971 a las 20:00 horas, los Rayados de Monterrey recibían al Atlante en el Estadio Tecnológico para disputar el partido correspondiente a la jornada 29 de la temporada 1970-1971.

El Monterrey se encontraba en la quinta posición de la tabla general con 31 puntos, pero en su grupo estaba a solo 3 del líder América.

La temporada no había sido sencilla para La Pandilla. El equipo inició siendo dirigido por el argentino Carlos Etcheverry.


Parte del plantel de los Rayados de Monterrey en 1971.

Ni los triunfos ni la taquilla estaban acompañando a Rayados al inicio de la temporada. Etcheverry dejó la dirección técnica en la jornada 10 y unas semanas después, el Lic. Alberto Santos fue nombrado presidente del Club en sustitución de Alejandro Rodríguez, y el técnico Ignacio Jáuregui tomó el timón del equipo.

No solo el equipo estaba en plena metamorfosis: el futbol mexicano también lo estaba. La temporada 1970-1971 marcó el inicio de un nuevo sistema de competencia en el que los equipos fueron colocados en grupos y en el que para salir campeón no bastaba con liderar la tabla general.

Esto es, a partir de esa temporada se instauró el sistema de Liguilla. En esa primera experiencia, solo se formaron dos grupos de nueve equipos cada uno y el líder de cada uno accedería a la Final de manera directa.

Como sabemos, con los años se ha ido modificando desde el número de grupos y hasta el de los equipos que acceden a la fase de Liguilla.

Internamente, en Rayados otro cambio importante había ocurrido en esa temporada 1970-1971: Guarací Barbosa había pasado de la contención a la defensa central.

Además, en esa temporada apareció, prácticamente de la nada, un joven delantero que meses atrás el Monterrey había reclutado del futbol amateur de la localidad: Alfredo Jiménez, el famoso “Alacrán”.


Víctor Sánchez demostró toda su velocidad y picardía por las bandas.

Jiménez había debutado algunos minutos en el Torneo México 70 donde consiguió un par de anotaciones.

Para el inicio de la temporada 1970-1971, Jiménez fue contemplado para el Primer Equipo, pero como suplente.

A pesar de ello, y de jugar solo algunos minutos, en las jornadas 6 y 13 anotó dos goles (ante Torreón e Irapuato, respectivamente).

Con ello, se ganó la titularidad en los siguientes partidos y, a partir de la jornada 18, comenzó a hacer goles por racimos anotándole 3 al Veracruz y, en la jornada 21, le hizo otros 3 al América en el Azteca.

En el partido siguiente le hizo otro gol a Pumas, para luego hacer un doblete en Torreón y otro doblete al Puebla en el Tecnológico. Trece goles en apenas algunos partidos lo convirtieron no solo en la sensación de la Afición Rayada, sino en la de todo el futbol mexicano.


Alfredo Jiménez fue el novato sensación de la temporada.

Previo al partido de la jornada 29 ante Atlante, Jiménez se encontraba en el cuarto lugar de la lista de goleo, detrás de Enrique Borja, Luis “Huesos” Montoya (quien en ese entonces militaba en el Necaxa y, tiempo después, brilló con el Monterrey) y de Juan José Valiente.

Sin embargo, no todo era felicidad. A los Rayados prácticamente se les había cerrado el arco y llevaban ya cuatro partidos sin ganar.

Si el Monterrey quería seguir aspirando al liderato de su grupo era urgente regresar a la senda del triunfo.

La visita del Atlante representaba una gran oportunidad porque los Potros de Hierro, que si bien habían liderado el torneo durante la primera mitad de la temporada, venían en caída libre al ligar ya 15 partidos sin ganar y con varios problemas internos de indisciplina.

En los días previos al partido ante Atlante, el técnico rayado Ignacio Jáuregui ensayó diversas posturas, privilegiando ahora un ataque decidido por las bandas.

Para ello, se decidió por dejar en los extremos a dos jóvenes promesas: Víctor Sánchez y Emilio “Milo” Cruz, quien tendría entonces la oportunidad de saltar al campo como titular por primera vez en su carrera.


Emilio “Milo” Cruz jugó su primer partido como titular.

Además, el experimentado José “Dumbo” Rodríguez se declaró listo para regresar a la cancha tras casi un mes fuera por lesión.

El once inicial que Jáuregui envió fue el siguiente: Javier Quintero; Magdaleno Cano, Guarací Barbosa, Daniel Ernesto Musante y Vicente Álvarez; Juan Manuel Olague, José “Dumbo” Rodríguez y Ubirajara Chagas “Bira”; Emilio “Milo” Cruz, Alfredo Jiménez y Víctor Sánchez.

El partido no fue sencillo: el Atlante dejaba hacer poco al Monterrey, y no porque viniera a encerrarse, sino porque su mediocampo controló a La Pandilla durante casi todo el primer tiempo.


Luego de estar fuera un mes por lesión, José “Dumbo” Regresó a las canchas.

A pesar de su mala racha, el Atlante contaba con elementos de probada calidad, como Enrique Cremonini, José Luis Desachy, José Luis Amuchástegui, Norberto Boggio y el famoso Bernardo “Manolote” Hernández.

Casi al final del primer tiempo, una escapada de Milo Cruz por su banda generó peligro en el área rival. El balón quedó en los linderos del área, a merced de Olague, quien ingresó al área pero fue derribado por el recio defensor el “Perico” González.

¡El árbitro Abel Aguilar decretó la pena máxima! Ubirajara Chagas tomó el balón con la intención de conseguir su gol número once de la temporada. Lamentablemente, su disparo fue demasiado cruzado y pasó por un costado de la portería.

El penal fallado inspiró al portero rival, Rafael Puente, que tendría, durante el resto del partido, un papel protagónico.


Un partido intenso se vivió en el Estadio Tecnológico.

En la segunda mitad, los Rayados fueron otros y acorralaron al Atlante en su área. Víctor Sánchez, Milo Cruz, “Alacrán” Jiménez y Ubirajara Chagas “Bira” pusieron en aprietos serios al cuadro bajo azulgrana y entonces apareció la figura de Rafa Puente, quien volaba de un lado a otro de su portería para detener cuando menos 5 disparos con clara etiqueta de gol.

En el banquillo Jáuregui comenzaba a desesperarse y a platicar con su auxiliar Mario Pérez sobre posibles movimientos.

En el minuto 72 llegó la solución: Milo Cruz cobró un tiro de esquina. Su centro a segundo poste quedó fuera del alcance de Puente y el balón le quedó a modo a Víctor Sánchez, quien intentó disparar a puerta, pero le salió un centro al otro lado del área. Con calma, “El Alacrán” Jiménez bajó el balón con el pecho y de pierna derecha fusiló a Puente para anotar.


Alfredo “Alacrán” Jiménez anotó el único gol del partido.

Mientras la hinchada rayada celebrara en las tribunas, los defensores atlantistas alegaban fuera de lugar de Jiménez. Sin embargo, el árbitro les explicó que un jugador del Atlante estaba pegado al poste habilitando al delantero rayado.

El gol subió al marcador y Jáuregui quiso asegurar la victoria. En el minuto 77 sacó a Daniel Ernesto Musante, que estaba rengueando de una pierna, y reforzó la central con el ingreso de Daniel Haro.

Adelante también hizo un cambio: Dámaso Pérez ingresó en lugar del juvenil Milo Cruz, quien salió entre aplausos de la Afición por su gran exhibición en su primer partido como titular.

El Atlante fue incapaz de poner en aprietos a Javier Quintero y el partido terminó con triunfo rayado por 1-0 gracias al gol número 14 de la temporada para Alfredo Jiménez.

Los Rayados, por su parte, mantenían las aspiraciones de clasificar.

El resultado conseguido ante Atlante hace 51 años le permitió a La Pandilla regresar a la senda del triunfo y enracharse hasta terminar en tercer lugar general, quedándose a solo 3 puntos de disputar la Final e iniciando así una década inolvidable para el Monterrey.

Alberto Barrera-Enderle

  1. Banner 173
  2. Banner 5
  3. Banner 142