Logo Logo small

Logo Logo Small

  1. Youtbe
  2. Instagram
  3. Twitter
  4. Facebook
Cortesía

CON GOL DE “TITO” BECERRA, RAYADOS OBTUVO UN TRIUNFO CLAVE ANTE NEZA EN DICIEMBRE DE 1984

17 de Diciembre de 2021. 10:07 am.

La temporada 1984-1985 no fue precisamente una de las mejores del Monterrey en la década de los ochenta. Tras haber clasificado a la Liguilla en 1983-1984, al año siguiente el equipo no anduvo bien.

Sin embargo, varios aspectos de aquella temporada deben rescatarse por la importancia que, con el tiempo, tendrían para la Institución. En primer lugar, el debut de varios jóvenes y la consolidación de otros que había iniciado su carrera profesional una temporada antes. Entre estos nombres destacan Francisco Javier “El Abuelo” Cruz, Héctor “Tito” Becerra, Missael Espinoza, Antonio González y Guillermo “Turbo” Muñoz.

En segundo lugar, la llegada de los brasileños Mario de Souza Mota “Bahía” y Vilson Tadei. Por último, el que a partir de la jornada 21, Francisco Avilán tomase las riendas del equipo para levantarlo hasta terminar siendo campeón en el Torneo de Liga México 86.


Mario de Souza Mota “Bahía” llego al Monterrey para la temporada 1984-1985.

Antes de la llegada de Avilán, al equipo lo dirigía el uruguayo Roberto Matosas, quien en 1983-1984 se hizo cargo de la dirección técnica del equipo, implementando un futbol rápido y vertical que llevó al equipo a su segunda Liguilla de aquella década.

Sin embargo, en 1984-1985, las cosas no les salieron a Matosas. Al concluir la jornada 17, los Rayados se ubicaban en el lugar 18 de entre 20 equipos con tan solo 12 puntos, producto de dos triunfos, 8 empates y 7 derrotas. Los únicos dos triunfos del Monterrey habían sido en la jornada 9 al vencer 3-2 al Atlante y en la jornada 15 doblegando 3 a 1 al Toluca.


Álvaro Fuentes tuvo un buen desempeño en la zaga central.

Ambos resultados tuvieron por sede el Estadio Tecnológico. La Pandilla no ganaba como visitante desde la jornada 34 de la temporada 1983-1984 cuando derrotó al Unión de Curtidores en el legendario estadio La Martinica. Ese partido tuvo lugar el 20 de abril de 1984. Para la jornada 18, el Monterrey visitaría a los Coyotes de Neza el domingo 16 de diciembre de 1984.

El Neza, al igual que los Rayados, se encontraba en la parte baja de la tabla. Sin embargo, para Matosas y sus huestes, este partido era una gran oportunidad para volver a ganar como visitante y comenzar a sumar de a dos con el fin de salir de los últimos lugares. Una derrota, por el contrario, mandaría al Monterrey al “farol rojo” de la tabla general.


Roberto Matosas era el director técnico del equipo.

Para su visita a Ciudad Neza, Roberto Matosas decidió enviar la siguiente alineación: Gregorio Cortés; Joel García, Álvaro Fuentes, Enrique Hugo Esquivel y Daniel Mora; Rafael Ortega, Vilson Tadei y Francisco Romero; Cuauhtémoc Vargas, Rafael Castillo y Mario de Souza Mota “Bahía”.

En el primer tiempo, los Coyotes intentaron ofender la cabaña rayada, pero sin mucha idea al frente. Una y otra vez, los avances de los extremos mexiquenses fueron detenidos por Joel García y Daniel Mora, mientras que Álvaro Fuentes y Enrique Hugo Esquivel ganaron todos los balones por arriba.


Daniel Mora ofreció un buen partido en la lateral izquierda.

Rayados, en cambio, se dedicó a contragolpear. Cuauhtémoc Vargas realizó un gran disparo en el minuto 27; cuatro minutos después, “Bahía” falló frente al portero en lo que debió ser el gol que inauguraba el marcador.

Todo parecía indicar que el primer tiempo terminaría sin goles, hasta que un terrible error de la defensa rayada que regresó a medias el balón provocó el gol del Neza. Mario Díaz recibió un “pase” de un defensor rayado y avanzó solo frente a Goyo Cortés. El experimentado Manuel Manzo lo acompañó en la jugada. Díaz, ante la salida de Goyo, solo tocó a un lado para Manzo y este, sin portero, puso el 1-0 a favor de los locales.


Joel Garcia puso el centro para el gol del empate.

Matosas estaba sumamente molesto y regañó a sus jugadores. Un error estaba echando por la borda el buen futbol mostrado por el equipo en los primeros 45 minutos. El regaño rindió frutos porque el Monterrey mostró otra cara en el complemento. En lugar de esperar al rival, ahora los Rayados salieron a buscar rápido el gol del empate.

Rafael “Xalapa” Ortega y Bahía siguieron generando peligros por las bandas. Joel García, lateral carrilero por derecha, también se sumó al ataque y en el minuto 52, llegó casi a línea de fondo antes de centrar al corazón del área. La defensa del Neza se quedó estática mientras el balón centrado por García cruzaba el área. El que sí reaccionó fue Rafael Castillo que se tendió de “palomita” para rematar y dejar sin oportunidad al portero Carlos Garrido.

El empate parcial provocó que los nervios del Neza aumentaran. Los locales se desesperaron y buscaban atacar más por empuje y enjundia que con idea futbolística. Matosas leyó bien el partido y en el minuto 78 sacó de la cancha a Tadei y envió al campo al veloz Héctor Becerra. Cuatro minutos después, Becerra “cazó” un despeje largo de la defensa rayada que la del Neza dejó pasar. Becerra enfiló a toda velocidad al área y, ante la salida precipitada de Garrido, lo “clareó” con disparo a media altura.


Héctor Becerra anotó el gol del triunfo entrando de cambio.

El segundo gol rayado fue un golpe demasiado duro para el Neza, del cual no se levantaría. Matosas y sus “muchachos” regresaron a Monterrey con la frente en alto y con dos puntos vitales para escapar de la zona baja de la tabla.

Rayados conseguía su tercer triunfo de la temporada y, además, volvía a ganar en patio ajeno tras casi ocho meses de no hacerlo.

Además de darle dos puntos al Monterrey gracias a su gol, Héctor Becerra demostró que estaba para ser tomado en cuenta más tiempo y que podría aportar muchos goles importantes para la causa rayada, el Torneo México 86 lo confirmaría.

Alberto Barrera-Enderle

  1. Banner 173
  2. Banner 5
  3. Banner 142