Logo Logo small

Logo Logo Small

  1. Youtbe
  2. Instagram
  3. Twitter
  4. Facebook
Cortesía

RAYADOS VENCIÓ 4-0 AL NECAXA EN EL CIERRE DE LA TEMPORADA 1990-1991

22 de Octubre de 2021. 5:47 pm.

La temporada 1990-91 estaba por concluir. A lo largo de 37 jornadas, los Rayados tuvieron un desempeño excepcional al estar ubicados en el segundo lugar de la tabla general con 45 puntos, producto de 18 triunfos, 9 empates y 10 derrotas. En las jornadas 36 y 37, Rayados venció en el Tecnológico 4-2 a los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara y en la 37, el Monterrey doblegó 1-4 al Irapuato en la ‘capital nacional de la fresa’.

Estos dos triunfos contundentes le permitieron permanecer en el subliderato general, aunque teniendo al Cruz Azul solo un punto abajo. Por ello, en la jornada 38, era fundamental que el Monterrey se impusiera para asegurar esa segunda posición. El rival al que habría enfrentar La Pandilla en la última jornada de la temporada regular era el Necaxa.


Recorte de periódico posterior al partido.

Este equipo capitalino estaba a media tabla, pero contaba con jugadores de gran nivel como Ricardo Peláez, Ivo Basay, Álex Aguinaga e Ignacio Ambriz por lo que no sería un partido sencillo para los de casa.

La cita para el partido entre Rayados y Rayos fue en el Estadio Tecnológico el sábado 1 de junio de 1991 a las 17:00 horas.

Pedro García, técnico rayado, se decidió por los siguientes once jugadores para iniciar: Gustavo Adolfo Moriconi; Antonio González, Félix Cruz Barbosa, Alejandro Hisis y Guillermo Muñoz; Alberto García, Missael Espinoza, Germán Martellotto y Manuel Negrete; Carlos Hermosillo y Mario de Souza Mota “Bahía”.


Bahía fue una pesadilla para la zaga necaxista.

Fiel a su estilo ofensivo, aquellos Rayados apodados “La Aplanadora” buscaron atacar la portería rival desde el primer minuto. El portero necaxista, Nicolás Navarro, tendría una tarde agitada.

En el minuto 19, el nayarita Missael Espinoza escapó por la banda izquierda y envió un centro al corazón del área. En ese sitio llegaba de frente Carlos Hermosillo que prendió de primera intención y, con pierna izquierda, el centro de Missa para doblegar a Navarro y abrir el marcador. Ese fue el gol 19 para Hermosillo en la temporada.


Pedro García (der.) felicita a Carlos Hermosillo.

Casi veinte minutos después, nuevamente Missael hizo de las suyas, pero esta vez por la banda derecha. Antes de llegar a línea de fondo envió un centro a primer poste que fue directo a la frente de Hermosillo, cuya especial era el remate de cabeza. El “grandote de Cerro Azul” no falló y puso el 2-0. Ese fue su gol 20 de la temporada para Carlos Hermosillo. El Necaxa no lograba reaccionar. El Monterrey copaba todo el campo y la apuesta de Pedro García al improvisar al “Guamerú” como contención le estaba saliendo.

El primer tiempo llegó a su fin en medio de un ambiente de fiesta en la tribuna. En los primeros minutos del segundo tiempo, el Necaxa intentó reponerse y hacerse presente en el marcador, pero no tuvo la contundencia necesaria.


Carlos Hermosillo celebrando uno de sus goles.

En el minuto 63, Pedro García decidió darle minutos al portero suplente, Tirzo Carpizo, sacando entonces a Moriconi del campo. Carpizo, aunque solo jugó cerca de media hora en el partido, tuvo un par de atajadas espectacular a disparos del chileno Basay.

Cuando la presión del Necaxa empezaba a preocupar, llegó el contragolpe que prácticamente liquidó al partido. Germán Martellotto escapó por la derecha y envió un centro largo al área buscando a Bahía. El defensor José Enrique Vaca intentó interceptar el centro, pero para su mala fortuna solo consiguió enviar el balón al fondo de su propi portería. El 3-0 desvaneció cualquier esperanza necaxista y prendió aún más el ambiente en la tribuna.


Momento en el que el disparo de Bahía se cuela al fondo.

Ocho minutos antes del final, Negrete inició un contragolpe al tomar el balón en su propio medio campo. El mundialista mexicano avanzó unos metros y después envió un servicio largo que Hermosillo, desde unos diez metros fuera del área, prolongó de cabeza para la llegada de Bahía. El brasileño, de primera intención y de pierna derecha, sacó un disparo potente a media altura que entró pegado al poste derecho. ¡Golazo!

La fiesta era total en todo el estadio. En la cancha, el equipo exhibía un futbol alegre y vistoso; en la tribuna, la afición coreó y cantó el “eo, eo” y el “uno, uno, uno”, así como “Mon-te-rrey, Mon-te-rrey, Mon-te-rrey”.


Los jugadores rayados celebrando al final del juego tras cambiar jerseys con futbolistas del Necaxa.

Cuando terminó el partido y el sonido local puso el himno del equipo a todo volumen, la afición no dudo en cantarlo a todo pulmón. Así terminaba la temporada regular en la que los Rayados tuvieron uno de sus mejores desempeños hasta ese momento de su historia.

Por su parte, Carlos Hermosillo llegó a 20 goles en la temporada y el Monterrey cerraba la campaña con tres triunfos en fila y en cada una de los tres había logrado hacer cuatro goles. El equipo estaba listo para la Liguilla.

Alberto Barrera-Enderle

  1. Banner 173
  2. Banner 5
  3. Banner 142