Logo Logo small

Logo Logo Small

  1. Youtbe
  2. Instagram
  3. Twitter
  4. Facebook
Cortesía

RAYADOS VENCIÓ POR PRIMERA VEZ A JAGUARES DE LA MANO DE UN INSPIRADO “ALVIN” PÉREZ

04 de Octubre de 2021. 3:18 pm.

Los hoy extintos Jaguares de Chiapas fueron fundados en el verano de 2002 y tuvieron su primera participación en la Primera División en el torneo Apertura 2002.

Dirigidos por Daniel Passarella, Rayados los enfrentó por primera vez el 5 de octubre de 2002 con un empate sin goles en el Estadio Víctor Manuel Reyna.

En el torneo siguiente, el Clausura 2003, los Rayados se coronaron campeones del futbol mexicano. Una de las pocas sorpresas que se llevó el equipo de Passarella en aquella temporada inolvidable tuvo lugar el 22 de marzo de 2003. Aquella tarde en el Tecnológico, y contra todo pronóstico, los de Chiapas se llevaron el triunfo por 1-0.


El plantel de los Rayados de Monterrey para el Torneo Apertura 2004.

En el torneo Apertura 2003, aún dirigidos por “El Káiser”, los Rayados visitaron Tuxtla Gutiérrez en la jornada 10 el 27 de septiembre de 2003. El resultado favoreció 3-2 a los chiapanecos. Los goles rayados fueron obra de Álex Fernandes y Walter Erviti.

En el Clausura 2004, los Jaguares se volvieron a imponer. Esta vez en el Tecnológico y por la mínima diferencia a un Monterrey que era dirigido por el uruguayo Hugo de León.

En el torneo Apertura 2004, los Rayados iniciaron a tambor batiente. Después de las primeras 8 jornadas, la escuadra albiazul se encontraba en cuarto lugar general con 14 unidades producto de 4 partidos ganados, 2 empatados y 2 perdidos.

En su grupo, el Monterrey marchaba segundo, solo detrás del Veracruz, escuadra que lideraba el torneo con 21 puntos.

El sábado 2 de octubre de 2004, el Monterrey recibiría a los Jaguares de Chiapas, escuadra que, aunque se encontraba en séptimo lugar, solo estaba dos puntos por debajo del Monterrey.

Los aficionados a los deportes despertaron aquel sábado 2 de octubre comentando dos temas: una, el reciente logro en el béisbol por parte del japonés Ichiro Suzuki, quien había roto una noche antes el récord de más hits en una temporada que prevalecía desde 1920.

El segundo tema era el de saber qué alineación utilizaría el técnico rayado aquella tarde para lograr que el Monterrey se impusiera por primera vez a los Jaguares. Para sorpresa de la hinchada albiazul, todo parecía indicar que el veterano Missael Espinoza iría de inicio.

Missael, un jugador histórico de La Pandilla, campeón de Liga en 1986 y de Copa en 1991, había debutado el 19 de agosto de 1984 y permaneció defendiendo los colores azul y blanco hasta el final de la temporada 1992-93.


Missael Espinoza regresó a Rayados para retirarse en el equipo de sus amores.

Once años después de su partida regresó al equipo de sus amores para despedirse profesionalmente. La intención original era que solo disputara un partido que sirviera como despedida. Sin embargo, al ver el buen estado físico del nayarita, el cuerpo técnico le solicitó que se quedara toda la temporada y aquella tarde iría de inicio.

La alineación que el técnico rayado, Miguel Herrera, envió a la cancha fue la siguiente: Christian Martínez; Jesús Arellano, Paulo Serafín, Diego Ordaz, Ismael Rodríguez y Walter Erviti; Argemiro Veiga, Luis Ernesto Pérez, Missael Espinoza y Sergio “Alvin” Pérez; Guillermo Franco.

Desde el silbatazo inicial, los Rayados salieron a ofender la portería contraria. En al menos tres ocasiones, los Jaguares se salvaron de recibir gol, pero los delanteros rayados no estuvieron finos en la primera mitad.

Sergio “Alvin” Pérez falló una frente al portero tras ser habilitado por un gran pase filtrado de Veiga. En otra ocasión, la oportuna intervención de un defensor evitó que Jesús Arellano rematara solo frente al marco. Además, el mismo “Cabrito” Arellano estrelló un balón en el travesaño al cobrar un tiro libre.

La suerte parecía estar del lado del cuadro chiapaneco que en un contragolpe en el minuto 34 logró ponerse en ventaja cuando Everaldo Barbosa recuperó un balón en medio campo y sirvió un trazo largo para Carlos Ochoa. El delantero mexicano entró solo al área, dribló al portero y de izquierda solo empujó el balón para adelantar al cuadro visitante.

El público que llenó el Tecnológico no daba crédito a que los Rayados se fueran al medio tiempo abajo en el marcador tras haber ofrecido un buen primer tiempo. El técnico Miguel Herrera no dudó en modificar su esquema táctico y de entrada para el segundo tiempo mandó a la cancha al joven Oribe Peralta en sustitución del veterano Missael Espinoza.

El cambio le redituó de inmediato al técnico albiazul porque en el primer minuto del complemento, La Pandilla lo empató. Después de tejer una gran jugada, Guille Franco remató dentro del área. El portero rival, Omar Ortiz, le tapó su disparo, pero el balón le quedó a modo al recién ingreso Peralta, quien de zurda y de primera intención, envió el balón al fondo de las redes y emparejas los cartones.


Oribe Peralta logró el empate.

El ingreso Oribe Peralta y su gol inyectaron de ánimo al Monterrey que salió más decidido que nunca a conseguir aquellos goles que en el primer tiempo se le negaron. Diez minutos después, los rayados elaboraron una gran jugada por la banda derecha en la que el “Alvin” Pérez ingresó al área y disparó, pero el “Gato” Ortiz consiguió rechazar. El balón quedó a merced del legendario Guille Franco que de derecha contrarremató y consiguió el gol que puso adelante a La Pandilla.

De ahí en adelante, el Monterrey dominó a placer. Siete minutos después comenzó la fiesta de Sergio “Alvin” Pérez. Jesús Arellano desbordó por la derecha y envió un centro a segundo poste donde apareció el “Alvin” solo para de izquierda cruzar con disparo raso a Ortiz y poner el 3-1.


Guillermo Franco anotó el gol que le dio ventaja al Monterrey.

En el minuto 71, Luis Ernesto Pérez le filtró un balón al “Alvin”, quien dentro del área fusiló al portero rival con disparo a primer poste y poner el 4-1 que liquidaba el partido.

La fiesta de goles no terminó ahí. En tiempo de compensación, Sergio “Alvin” Pérez consiguió su tercer gol de la tarde cerrando la pinza a un centro de Luis Pérez, esta vez desde la banda izquierda.

La afición celebró eufóricamente la victoria albiazul por ese amplio margen y, en especial, que el héroe de aquella “Batalla del 9 de mayo” tuviera una nueva tarde de gloria.

Sergio “Alvin” Pérez, jugador formado en las Fuerzas Básicas del Club y que brilló en el Primer Equipo entre 1997 y 2000, había regresado al Monterrey en el primer semestre de 2004.

Aquella tarde del 2 de octubre de 2004, el “Alvin” logró su primer hat-trick con la camiseta del Monterrey. Sus goles sirvieron para que el Monterrey escalara al tercer lugar de la tabla y venciera, por primera vez, a los aguerridos Jaguares de Chiapas.

David Tamez

  1. Banner 173
  2. Banner 5
  3. Banner 142