Logo Logo small

Logo Logo Small

  1. Youtbe
  2. Instagram
  3. Twitter
  4. Facebook
Cortesía

RAYADOS INICIÓ LA TEMPORADA 1981-82 CON UN TRIUNFO SOBRE EL ATLAS EN GUADALAJARA

08 de Enero de 2021. 7:35 pm.

Tras quedarse en la orilla de la clasificación en la temporada 1980-81, la directiva rayada, encabezada por el Dr. Fernando Olvera, apostó por darle continuidad al proyecto del técnico argentino Pedro Dellacha de cara a la temporada 1981-82, la segunda que el Monterrey disputaba en su regreso al Tecnológico.

Para el inicio de temporada, al Monterrey le tocó visitar a los Zorros del Atlas en su Estadio Jalisco. El partido estuvo pactado para el sábado 19 de septiembre de 1981 a las 20:45 horas.

Los Rayados contaban con prácticamente el mismo plantel que culminó la temporada pasada. Sin embargo, el capitán Everardo Rodríguez Plata arrastraba una suspensión de dos partidos desde la temporada pasada, por lo que no estuvo elegible para el técnico rayado quien decidió sustituirlo con el ingreso de Pedro Campa.


Pedro Dellacha dirigió al Monterrey en la temporada 1981-1982.

Pedro Dellacha envió de inicio la siguiente alineación para abrir la nueva temporada: Gregorio Cortés; Sergio Harold Álvarez, Carlos Alberto Mazzoni, Pedro Campa y Manuel Nájera; Álvaro Fuentes, Roberto Gómez Junco y Arsenio Julio Ribeca; Francisco Romero, Miguel Ángel Torres y Hugo Arroyo.

El Atlas de Guadalajara estaba al mando del ex director técnico de la Selección Nacional, José Antonio Roca.

Como en todo arranque de torneo, los equipos tardaron más de lo acostumbrado en poder elaborar jugadas de serio peligro. La ausencia de Rodríguez Plata no pesó en la zona baja rayada.

El Atlas no lograba inquietar el marco defendido por “Goyo” Cortés, quien a lo largo del partido solo tuvo un par de intervenciones para contener los disparos de Ricardo “Diablo” Márquez y de Guillermo Padrón.


El portero Gregorio “Goyo” Cortés defendió la portería albiazul.

Para el complemento, el equipo local realizó sus cambios mientras que Dellacha se la jugó con los mismos once jugadores, confiando en que con el correr de los minutos estos se entendieran mejor dentro del campo. La estrategia rayada funcionó y el futbol colectivo del Monterrey se manifestó en el segundo tiempo sobre la cancha del Jalisco.

Los tres argentinos albiazules que jugaban adelante (Ribeca, Torres y Arroyo) comenzaron a conjuntarse mejor. Lo mismo sucedió con la dupla de elementos regiomontanos: Roberto Gómez Junco y Francisco Romero. Estos dos elaboraron una extraordinaria jugada para abrir el marcador en el minuto 62.

Romero tomó el balón en medio campo y avanzó cargándose hacia la banda derecha, desde donde tocó en corto para Gómez Junco. Este envió largo y a profundidad para el mismo Romero, quien parecía perderse ante la marca de dos defensores que lo encerraban junto al banderín de tiro de esquina. Romero, demostrando la enorme calidad que lo caracterizó, salió con picardía de entre los dos elementos y cedió en la entrada del área para la llegada de Gómez Junco, quien, tras controlar el balón, disparó rápido y cruzado para vencer al portero Morales.


Roberto Gómez Junco anotó el primer gol para los Rayados.

El gol estremeció a la afición rojinegra que veía cada vez más lejana la posibilidad de que su equipo reaccionara. Los Rayados entendieron que era el momento de dar un segundo golpe y tan solo cuatro minutos después lo consiguieron.

El Atlas intentó armar una jugada ofensiva, pero la defensa rayada robó el balón y cedió en corto para el orquestador del equipo, Arsenio Ribeca. El famoso “Pomelo” tomó el balón unos diez metros atrás del medio campo y empezó a conducir el esférico con elegancia, mientras los rivales no podían quitarle la pelota. Ribeca siguió avanzando y, cuando se acercó al área rival, dos rivales más salieron a cortarle el paso, pero uno de ellos se fue con la finta del movimiento que hizo el “Tanque” Torres, por lo que Ribeca quedó solo para entrar al área y, con un toque suave sobre la salida del portero, puso el segundo gol rayado. Un extraordinario gol de Arsenio Ribeca.


Arsenio Ribeca anotó el segundo gol rayado de la tarde.

En los minutos restantes, Torres y Arroyo se perdieron algunas oportunidades más para ampliar el marcador. El Atlas, por su parte, no logró reaccionar. El joven Álvaro Fuentes, jugando por delante de los centrales, dio un gran partido, cortando los avances locales y cuanod estos lograban pasar se topaba con la férrea marca de Mazzoni y Campa. Por las bandas, Harold y el “Potrillo” Nájera tuvieron también una noche tranquila.

Finalmente, el árbitro Vicente Alvirde decretó el final del partido y las huestes de Pedro Dellacha celebraron sumar sus primeros dos puntos de la campaña. Iniciar la temporada ganando de visita siempre es un buen augurio. La temporada apenas comenzaba pero ya el Monterrey contaba con dos puntos y aún no jugaba en casa.

 

Alberto Barrera-Enderle

  1. Banner 173
  2. Banner 5
  3. Banner 142