Logo Logo small

Logo Logo Small

  1. Youtbe
  2. Tiktok
  3. Instagram
  4. Twitter
  5. Facebook
Cortesía

INOLVIDABLE TRIUNFO RAYADO CONTRA AMÉRICA EN 1976

21 de Febrero de 2020. 5:50 pm.

Mayo de 1976. El torneo de liga 1975-76 entraba en su fase final. Los Rayados habían tenido un inicio irregular, pero venían cerrando fuerte.

Previo a la jornada 30 (de las 38 que componían la larga temporada), el Monterrey se encontraba en la posición siete de un total de veinte equipos.

En su grupo, "La Pandilla" se ubicaba en el segundo sitio solo dos puntos por debajo de los Tigres de la UANL.

En la jornada 29, el Monterrey había perdido 1-0 en su visita al Atlético Potosino y, en la jornada 30, recibiría al líder general de la competencia: el América.

Los Rayados eran dirigidos por el prestigioso técnico chileno Fernando Riera, quien, en el Mundial de 1962, llevó a la Selección de Chile a conseguir el tercer lugar del mundo. Además, el entrenador contaba con una larguísima experiencia dirigiendo en el futbol europeo, principalmente al Benfica de Portugal.


Plantel Rayado de la temporada 1975-76.

El América era dirigido por Raúl “Güero” Cárdenas y entre sus filas destacaban elementos como Carlos Reinoso, Hugo Enrique Kiesse, Alcindo Martha da Freitas, Miguel Ángel Cornero, entre otras figuras.

Fernando Riera y su tropa estaban conscientes de que el partido ante los "cremas" del América era de vital importancia en las aspiraciones de clasificar. La Afición Rayada se lanzó con todo por el boletaje durante los días previos y manifestó su apoyo al equipo local.

El partido se jugó el sábado 22 de mayo de 1976 a las 17 horas en el Estadio Universitario, entonces casa de los Rayados.

Desde dos horas antes y, sin importar el sol abrasador, las tribunas lucieron repletas. La asistencia fue de 57,767 aficionados. Cabe recordar que antes, el aforo en los estadios era mayor, ya que no existían asientos individuales.

La presión del público sería un factor fundamental para impulsar a los Rayados durante el partido.

El técnico Riera ordenó la siguiente alineación: Trinidad Caballero; Magdaleno Cano, Guarací Barbosa, Vicente Álvarez y Basilio Salazar; Juan González, José Sánchez y Francisco Solís; Luis Montoya (José Luis Saldívar, 80’), Milton Carlos y Rubén Romeo Corbo.

Durante la primera mitad, ambos equipos salieron cautelosos. América intentó tímidamente, pero los Rayados se plantaron bien en la cancha.

De igual forma, cada vez que los Rayados intentaban atacar, el América formaba dos líneas de cuatro defensores difíciles de penetrar. La primera mitad terminó sin goles, pero la historia sería muy diferente en el complemento.

Apenas se reanudaron las acciones y Luis “Huesos” Montoya se convirtió en una pesadilla para la defensa americanista, principalmente para su marcador, Mario “Pichojos” Pérez.

En el minuto 46, Montoya burló por la banda derecha al “Pichojos”, Barberena intentó cerrar, pero “El Huesos” lo dribló también a él y sacó un centro preciso para Milton Carlos, quien le ganó la espalda a Miguel Ángel Cornero para simplemente cachetear el balón con la parte externa del pie derecho y dejar sin oportunidad al portero Néstor Verderi. ¡Gol del Monterrey y explosión de júbilo en la tribuna!

Lo que se vivió durante los siguientes 35 minutos fue un concierto de buen futbol Rayado y de una demostración de la calidad del tridente albiazul: Montoya-Milton-Corbo.

Rubén Romeo “El Pato” Corbo hizo sufrir a René Trujillo por la banda izquierda, mientras que Barberena y Cornero intentaban infructuosamente detener a Milton Carlos.


Luis "Huesos" Montoya, Milton Carlos y Rubén Romeo Corbo.

Minuto 58, Montoya nuevamente se llevó al “Pichojos” por el lado derecho hasta que este le cometió falta.

El mismo “Huesos” cobró con centro templado a segundo palo. Milton se movió a la derecha jalando la marca de los defensores para que de atrás apareciera Corbo, quien se levantó en el aire y, entre Kiesse y Cornero, picó el balón para dejar sin oportunidad al portero Castrejón (que había entrado de cambio minutos antes). ¡2-0 lo ganaba ya Monterrey!

Las oportunidades de aumentar el marcador siguieron y apenas tres minutos después llegó el 3-0.

Los Rayados, conducidos por el mediocampista Paco Solís, ligaron nueve pases en la jugada que propició el tercer gol.

Fue precisamente Solís, quien, con pase filtrado, sirvió a Milton. El brasileño dejó tendido a Cornero en el cuerpo a cuerpo para después disparar cruzado y anotar.

El Monterrey estaba goleando al América y la tribuna lo estaba disfrutando en grande.


Luis "Huesos" Montoya tuvo una tarde mágica.

Fue una tarde memorable, sin duda una de las más recordadas por la Afición Rayada de los años setenta, que disfrutó del buen futbol y de la propuesta ofensiva del Monterrey.

Ni siquiera el gol de la honra que consiguió Reinoso sobre la hora, luego de que el árbitro Abel Aguilar ordenara repetir el cobro de un tiro libre, le quitó la alegría a la Afición Rayada.

Fue una tarde soñada para el seleccionado nacional Luis Montoya. Al minuto 80, Riera ordenó la salida del famoso “Huesos” y la Afición Rayada le regaló una merecida ovación por su futbol electrizante.

El triunfo sobre el América le permitió al Monterrey llegar a 32 unidades e iniciar una racha de cuatro triunfos consecutivos.

Después de vencer a las Águilas, los Rayados se impusieron al León en su cancha, luego doblegaron al Zacatepec en casa y, finalmente, en el Clásico Regiomontano, vencieron 0-1 a los Tigres con solitaria anotación de Corbo.

En esa racha positiva, los Rayados se apoderaron del liderato de grupo y se enfilaron a la clasificación.

Para los aficionados que han tenido la oportunidad de seguir durante más de cuatro décadas a los Rayados, aquel triunfo contundente sobre el América en mayo de 1976 es uno de los episodios más recordados.

Alberto Barrera-Enderle

  1. Banner 173
  2. Banner 5
  3. Banner 142