Logo Logo small

Logo Logo Small

  1. Youtbe
  2. Instagram
  3. Twitter
  4. Facebook
Cortesía

TRES REGIOS DIERON A RAYADOS SU PRIMER TRIUNFO EN UN MUNDIAL DE CLUBES

26 de Septiembre de 2019. 6:00 pm.

La primera experiencia del Club de Futbol Monterrey en el Mundial de Clubes de la FIFA ocurrió en diciembre de 2011, en Japón, y no fue sencilla.

En su partido de presentación, empató ante el equipo local, Kashiwa Reysol, y como el empate persistió en el tiempo extra, la eliminación del cuadro albiazul ocurrió en la definición por penales.

Al ya no tener aspiraciones de avanzar a la Semifinal, Rayados tuvo que jugar el partido por el quinto lugar.

El rival al que enfrentó en ese encuentro fue el Espérance Sportive de Túnez, equipo campeón de la Confederación Africana de Futbol (y que estará de nuevo en esta edición, en Catar 2019).

Los Rayados tomaron con mucha seriedad el partido anhelando obtener su primer triunfo en este certamen internacional.

El partido se realizó el 14 de diciembre de 2011, a las 16:30 (hora local) en el Estadio Toyota, en la ciudad de Toyota, Japón.

El entonces técnico del Club, Víctor Manuel Vucetich, envió a la cancha a los siguientes once jugadores: Jonathan Orozco; Sergio “Cherokee” Pérez, Hiram Mier, José María Basanta y Darvin Chávez; Jesús Zavala, Luis Ernesto Pérez, Walter Ayoví y Neri Cardozo; Sergio Santana y Aldo de Nigris.

Desde el silbatazo inicial, el Monterrey se lanzó al frente buscando el gol. Aldo de Nigris y Darvin Chávez estuvieron cerca de abrir el marcador.

Sin embargo, fue el rival el que se puso arriba en el marcador cuando, al minuto 32, el camerunés Yannick Ndjeng ganó un balón largo que la defensa Rayada dejó botar.

Ndjeng se llevó por velocidad a los defensas y al entrar al área cruzó su disparo para poner el 1-0 a favor del cuadro norafricano.

Ni el gol en contra, ni la salida por lesión del capitán Luis Pérez desmoralizaron a Rayados.

El cuadro albiazul rápido se repuso y siete minutos después llegó el empate.

Walter Ayoví lanzó un centro a segundo palo desde la banda izquierda. José Basanta remató de cabeza y el portero rechazó. Santana, también de cabeza, contrarremató y estrelló el balón en el travesaño. El esférico le cayó a Mier, quien, de aire y de pierna derecha, remató cruzado para anotar. Ese fue el primer gol de Mier con la camiseta del Monterrey.

La ventaja llegó cinco minutos después para la causa rayada. De cabeza, en jugada de tiro de esquina ejecutado por Neri Cardozo, Aldo de Nigris se estrenó como goleador en los Mundiales de Clubes al poner el 2-1.

Tras la reanudación del segundo tiempo, los Rayados se lanzaron por más. Apenas a los 47 minutos logró el 3-1. Desde la banda derecha, Sergio “Cherokee” Pérez envió un centro a segundo poste donde De Nigris, de cabeza, recentró para la llegada de Jesús Zavala, quien también con la testa, concretó el tercer gol albiazul.

La fiesta mexicana se desató en las gradas entre los fieles aficionados Rayados.

Aunque al minuto 75 el Espérance se acercó con gol de Khaled Mouelhi por la vía penal, Rayados logró mantener la ventaja y agenciarse su primer triunfo en un Mundial de Clubes.

La primera victoria del Monterrey en este certamen global se consiguió con anotaciones de tres jugadores regiomontanos: Hiram Mier, Aldo de Nigris y Jesús Zavala.

Rayados terminó en quinto lugar y regresó a la ciudad con la mentalidad de buscar su revancha que llegaría pronto, apenas un año más tarde.

Alberto Barrera-Enderle

  1. Banner 173
  2. Banner 5
  3. Banner 142